Canal RSS

Archivo de la etiqueta: abalorios

Muñeca amigurumi reversible

Publicado en

La labor de esta semana viene inspirada por Hina Palitah, cuya creación de una preciosa cenicienta reversible me animó a crear mi propia muñeca “doble”. En este caso, opté por un modelo más simple y sin relación con una historia. Para una primera prueba, no salió mal del todo, aunque ya tuve oportunidad de experimentar varias dificultades.

Muñeca amigurumi reversible roja frente @

Mi muñeca mide unos 7cm de alto y 6cm de ancho, y para su confección utilicé los siguientes materiales:

– Hilo de algodón del número 8, de varios colores.

– Ganchillo del número 9. Quizás lo mejor sería el número 8, pero no lo tenía.

– Aguja lanera, algodón para rellenar.

– Lana gruesa, pegamento, abalorios, hilo de coser, glitter-glue y colorete.

Empezaremos haciendo las dos cabezas, que básicamente son dos bolitas, siguiendo estos pasos:

1. Comenzamos tejiendo tres puntos de cadeneta, cerrándolos en círculo.

2. Primera vuelta, tejiendo dos puntos bajos en cada punto de la vuelta anterior. En total, seis puntos.

3. Segunda vuelta, igual que la anterior, dos puntos bajos por cada uno de la vuelta anterior. Esta vez, en total 12 puntos.

4. Tercera vuelta, primero tejemos un punto bajo en el primer punto de la vuelta anterior; luego, dos puntos bajos en el siguiente punto de la vuelta anterior, y así vamos alternando hasta completar la vuelta. En total, 18 puntos.

5. Cuarta vuelta, tejemos dos puntos bajos en cada uno de los dos primeros puntos de la vuelta anterior; después, en el siguiente, haremos sólo un punto bajo. Y repetimos la serie durante toda esta vuelta. En total, 30 puntos.

6. La quinta y sexta vuelta serán también de 30 puntos, por lo que sólo habrá que tejer un punto bajo por cada punto de la vuelta anterior.

7. Séptima vuelta, tejemos un punto bajo en cada uno de los dos primeros puntos de la vuelta anterior; en el siguiente, tejemos dos puntos bajos. Nuevamente, repetimos la serie hasta terminar la vuelta. Esta vez, llegaremos a los 40 puntos.

8. Octava – Undécima vuelta: todas estas serán de 40 puntos, así que tejeremos un punto bajo por cada punto de la vuelta anterior.

9. Vuelta 12: Comenzamos a disminuir puntos. Hay que volver a tejer 30 puntos, por lo que en este caso, haremos un punto bajo en los dos primeros puntos de la vuelta anterior, y después tejeremos un único punto bajo cogiendo otros dos puntos de la vuelta anterior. Seguiremos este patrón hasta el final de la vuelta.

10. Vuelta 13 y 14: Vuelven a ser de 30 puntos, por lo que hay que tejer un punto bajo por cada uno de la vuelta anterior.

Nota: a partir de aquí ya se puede pensar en rellenar con algodón. Cada cual en el momento que más cómodo le resulte =)

11. Vuelta 15: Será de 18 puntos. Tejeremos un punto bajo cogiendo dos puntos de la vuelta anterior; tejemos otro punto bajo cogiendo dos puntos más de la vuelta anterior; luego hacemos un punto bajo cogiendo sólo un punto de la vuelta anterior. Continuamos la serie hasta el final de la vuelta.

12. Vuelta 16: 12 puntos en total. Tejemos un punto bajo en el primer punto de la vuelta anterior; después, otro punto bajo cogiendo dos puntos de la vuelta anterior. Repetimos el patrón hasta completar la vuelta.

13. Vuelta 17: 6 puntos en total. Tejeremos durante toda la vuelta un punto bajo cogiendo dos de la vuelta anterior.

14. Vuelta 18: 3 puntos en total, siguiendo el mismo procedimiento que en la vuelta anterior.

Cerramos y cortamos el hilo.Muñeca amigurumi reversible morado frente @

Una vez tenemos las dos cabecitas, toca elaborar la falda. También habrá que hacer dos, una para cada lado. Todos los puntos que se tejen son punto bajo, para dar más uniformidad y consistencia al tejido. A continuación, los pasos:

1. Hacemos seis puntos de cadeneta, cerrados en círculo.

2. Primera vuelta, doce puntos bajos, tejiendo dos en cada uno de la vuelta anterior.

3. Segunda vuelta: 24 puntos. Mismo procedimiento que para la vuelta anterior.

4. Tercera vuelta: 36 puntos. Siguiendo el patrón “un punto-dos puntos-un punto-dos puntos” hasta el final.

5. Cuarta vuelta: 48 puntos. Seguiremos el patrón “un punto-un punto-dos puntos” hasta completar la vuelta.

6. Quinta vuelta: 48 puntos. Sólo hay que hacer un punto por cada uno de la vuelta anterior. En este caso, yo cambié aquí el color del hilo.

7. Sexta vuelta: 56 puntos. Vamos tejiendo un punto por cada uno de la vuelta anterior, y al llegar al sexto, añadimos un punto más. Volvemos a tejer uno por cada uno de la vuelta anterior, y al llegar de nuevo al sexto, añadimos otro. Así hasta finalizar la vuelta.

8. Séptima vuelta: 63 puntos. Tejemos un punto por cada uno de la vuelta anterior hasta llegar al octavo. Entonces, añadimos un punto más. Repetimos el proceso hasta final de la vuelta.

9. Vuelta 8 – 16: todas estas vueltas tendrán 63 puntos, por lo que en cada una habrá que tejer un punto bajo por cada uno de la vuelta anterior.

10. Vuelta 17: 70 puntos en total. Tejemos un punto por cada uno de la vuelta anterior, y en el noveno, añadimos uno más. Nuevamente, repetimos el patrón por toda la vuelta.

11. Vuelta 18: 84 puntos. Tejemos un punto por cada uno de la vuelta anterior, hasta llegar al grupo de dos puntos que tejimos en la vuelta 17. En cada uno de ellos, haremos dos puntos bajos. Después, continuamos tejiendo un punto por cada uno de la vuelta anterior, hasta llegar de nuevo al grupo de dos puntos. Tejemos dos en cada uno de ellos, y seguimos el patrón hasta terminar la vuelta.

12. Vuelta 19: 98 puntos. Repetimos la misma operación que en la vuelta anterior. Tejemos un punto por cada uno de la vuelta anterior, hasta llegar a los puntos agrupados de dos en dos. Entonces, en cada uno (en esta vuelta serán 4 puntos cada vez) tejeremos dos puntos, de forma que quedarán 8 puntos bajos tejidos de dos en dos.

Tras finalizar la vuelta, cortamos el hilo.

Muñeca amigurumi reversible @Cuando hayamos confeccionado las dos faldas, sólo queda unirlas. Lo que hice yo, fue juntarlas por la parte más baja con punto bajo en color negro, y después, con ayuda de una aguja, coser una línea negra en la vuelta donde cambié de color.

Tenemos hechas las partes principales, pero todavía nos faltan los brazos. Esta vez hay que hacer cuatro, pero el patrón es mucho más sencillo.

1. Hacemos tres puntos de cadeneta, cerrados en círculo.

2. Primera vuelta, tejiendo dos puntos bajos por cada uno de la vuelta anterior, acabaremos haciendo 6 puntos.

3. Segunda vuelta, repetimos el mismo patrón, resultando tejer 12 puntos.

4. Tercera-octava vuelta: serán de 12 puntos, por lo que sólo hay que tejer un punto por cada uno de la vuelta anterior.

Y ya está, así tendremos hechos los brazos. En este caso, no les pondremos relleno, porque si no, abultarán demasiado al quedar escondidos bajo la falda.

Ahora toca juntar todas las piezas. Con la aguja lanera habrá que coser las dos cabezas con la falda por el medio. Al principio es un poco latoso, porque hay que tener mucho cuidado para evitar que se nos quede descentrada. Después, coseremos los brazos a la parte superior de la falda. Yo en este caso, los cosí justo por la línea que separa los dos colores que utilicé.

Y por fin, la mejor parte, al menos para mí es la más divertida =) Decorar.

Utilizaremos la lana gruesa para hacer el cabello de las dos muñecas. Yo escogí dos colores diferentes. Corté varias hebras y las fui pegando con pegamento cuidadosamente. ¿Cómo? Las dos primeras hebras las puse por la parte más exterior, a modo de límite. Después, dividí la cabeza en dos partes y puse pegamento en una de esas mitades, para rellenarla con una hebra haciendo una espiral por toda esa zona. Lo mismo con la otra mitad de la cabeza, y así de rápido conseguimos llenar toda la zona. Después se pueden aprovechar las dos primeras hebras para juntarlas en una coleta, o para arremolinarlas en un moño, que podremos engrosar un poco añadiendo más hebras. Hay que tener cuidado de no poner mucho pelo, porque puede dar problemas a la hora de esconder la cabeza bajo la falda.

Los abalorios los elegí negros y pequeñitos para coserles los ojos.

El glitter-glue me sirvió para pintarles los labios, y finalmente les apliqué un poco de colorete en las mejillas con un bastoncillo de algodón.

Con esta idea de “falda reversible” mi imaginación ha empezado a volar y me ha sugerido varias ideas un tanto diferentes, que intentaré llevar a cabo más adelante, a ver qué resultado dan. Próximamente…

Anuncios

Llavero de elefante

Publicado en

Esta semana traemos nuevamente una creación de ganchillo, para poder decorar bolsos, mochilas, o para acompañar nuestras llaves. Un llavero de elefante:

Elefante fondo amarillo @

Para su confección se necesita:

Hilo de algodón. En este caso es del número 9.

Ganchillo. Utilizamos también el número 9.

Algodón para el relleno.

Retales, abalorios y colgantes, para adornar.

– Una cadenita de llavero.

El patrón lo podéis conseguir pinchando aquí, así como en la sección “Biblioteca”.

Hacer el llavero es sencillo: se tienen que tejer dos elefantes como el que aparece en el patrón, y después juntarlos por el borde con punto enano .( ¡Antes de cerrar del todo se tiene que meter el algodón!). Luego es cuestión de imaginación, para decorar el elefantito a nuestro gusto. En este caso que mostramos, añadimos un cascabel pequeñito para que quedase más gracioso.

Tortuga amigurumi

Esta semana presentamos una creación casi obligatoria para este blog. Siendo nuestro icono una tortuga, no podía faltar la versión amigurumi de este animalito.

La figura consta de varias piezas ensambladas en el círculo que describe la concha. El resultado es mejor si se combinan dos grosores de hilo, y se utilizan colores que contrasten. Vamos a ir paso a paso:

En primer lugar, se confeccionan 7 hexágonos para preparar las piezas de la parte superior de la concha. Yo siempre elijo 3 colores diferentes: el del centro, que sea el que más destaque, y los otros dos más suaves. Todos los hilos del mismo grosor. Se hace un círculo de tres puntos de cadeneta y en la segunda vuelta hacemos un punto bajo pinchando en el centro del círculo, seguidamente dos puntos de cadeneta en el aire, y de nuevo punto bajo. En total han de quedar seis tandas de cadenetas, que conformarán los vértices del hexágono.

Cuando ya tenemos los siete hexágonos, los cosemos con un hilo de un color que contraste con los demás, y de un grosor menor. Juntamos las piezas por las aristas del hexágono del centro y tres de las otras seis. Al final quedarán libres las aristas externas. Entonces es momento de tejer con un ganchillo más fino (recordemos que el hilo es más fino) un círculo alrededor. Tres puntos bajos para la arista más externa, y para la arista lateral hay que tejer un punto bajo + punto medio + punto alto. Se continuará con otra arista lateral, por lo que de nuevo tejeremos punto alto, punto medio y punto bajo, y a continuación tres puntos bajos. Cuando terminemos nos quedará con forma de cuenco. Tiene que ser así puesto que la concha de la tortuga no es plana.

Aquí se puede ver la parte inferior de la concha

Ya hemos hecho lo más complicado. Ahora toca tejer la parte baja de la concha. Suelo coger el mismo hilo que para uno de los hexágonos de la parte superior (=hilo grueso=ganchillo grueso), dejando otro para las patas, cabeza y cola. Se comienza con tres puntos de cadeneta en círculo, una segunda vuelta de seis puntos bajos, una tercera vuelta de punto alto con dos puntos por cada uno de la vuelta anterior, y la cuarta y última vuelta del mismo modo que la tercera. Queda un círculo de menor tamaño que la parte superior de la concha, pero eso también nos ayudará a darle volumen cuando ensamblemos las piezas y lo rellenemos con algodón.

Las últimas piezas que faltan son las patas, cabeza y cola de la tortuga.

 Cabeza: inicio con tres puntos de cadeneta cerrados en círculo; segunda vuelta, seis puntos bajos; tercera vuelta, alternamos, dos puntos bajos en uno de la vuelta anterior, un punto, un punto. Dos puntos, un punto, un punto; cuarta vuelta, seguimos el mismo patrón que la vuelta anterior; quinta vuelta, hacemos un punto bajo en cada punto de la vuelta anterior; sexta vuelta, repetimos la vuelta anterior; séptima vuelta, hacemos un punto juntando dos de la vuelta anterior, luego un punto, y otro punto, y así repetimos hasta completar la vuelta.; octava vuelta, igual que la anterior, y finalmente cerramos con el ganchillo, uniendo los puntos de esta última vuelta en una línea recta.

 Patas: inicio con tres puntos de cadeneta cerrados en círculo; segunda vuelta con seis puntos bajos; tercera vuelta, alternando dos puntos bajos en uno de la vuelta anterior, un punto, un punto. Dos puntos, un punto, un punto; cuarta vuelta, tejemos un punto bajo por cada uno de la vuelta anterior; quinta vuelta, hacemos un punto bajo juntando dos de la vuelta anterior, luego un punto, y otro punto. Nuevamente un punto juntando dos, y así hasta completar la vuelta. Rellenamos la patita con algodón y cerramos con el mismo ganchillo, haciendo una costura en línea recta.

Cola: inicio con cuatro puntos de cadeneta cerrados en círculo; en cada vuelta siguiente, se disminuye un punto hasta que quede una puntita. En este caso no hace falta rellenar con algodón.

¡ Ya tenemos todas las piezas! Ahora enhebramos un trozo de hilo fino del que usamos para juntar los hexágonos y comenzamos a ensamblar la tortuguita. Yo siempre empiezo a unir la parte superior e inferior de la concha con la cabeza enmedio. Hay que distribuir bien los puntos por todo el círculo y tener en cuenta que la parte inferior de la concha tiene menos que la superior, así que en la parte de abajo un punto se usará varias veces. Calculamos los espacios para ir añadiendo las patas y la colita, y cuando nos quede juntar la última pata, rellenamos la concha con algodón. Hay que moldear un poco y darle forma con los dedos, porque si no la parte inferior de la concha nos puede quedar abombada.

Una vez juntas las piezas, queda tejer un volante alrededor de la parte superior de la concha. Pinchando en los puntos que quedan junto a la parte inferior, se tejen dos vueltas de punto bajo. Así la tortuga tiene otro aspecto, no?

Y por fin los detalles: cosemos la boca, las uñas de las patitas y añadimos un par de abalorios negros para los ojillos.

Pollito amigurumi

Publicado en

Esta semana hemos tenido un pequeño retraso por el motivo que a continuación mostramos:

Parece que a este pequeño ser le daba pereza salir al nuevo mundo, pero al final aquí está. Un suave y redondito pollito.

El patrón se asemeja al de una esfera pero tiene alguna modificación, como por ejemplo las alitas.

Por último destacar que en esta ocasión los ojos y el pico no están cosidos con hilo, sino que hemos añadido unos abalorios, ya que el resultado es más limpio y bonito.

¿ Y el resto de hermanitos? podemos hacer varios para regalar y presentarlos por ejemplo en una huevera.

Abalorios

Publicado en

*English version here*

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERALos abalorios son pequeñas piezas que desde la antigüedad se han utilizado para fabricar adornos como pulseras, collares, brazaletes, talismanes o amuletos. Su forma más común es esférica, con una perforación, pero también hay abalorios cúbicos, cilíndricos, y hoy en día existen de cualquier forma. El material también es variado, desde la madera hasta el cristal más fino, pasando por diversos metales, plástico, goma o caucho e incluso papel.

Con los abalorios hay un mundo de posibles creaciones. Desde el collar más sencillo hasta figuritas en tres dimensiones. A continuación muestro unos modelos de figuras que saqué durante varios veranos, a raíz de que me enseñaran a hacer los míticos cocodrilos:

Figuras planas y una jirafa en 3D

Y es que cuando empiezas y le coges el gancho ¡no puedes parar! Personalmente prefiero trabajar con hilo de cobre en lugar de nylon, es más moldeable y se trabaja más fácilmente con él.

Dos figuras más complejas, con detalles de los reveses

Un gracioso pastorcillo con sus ovejas

Un angelote                         

A %d blogueros les gusta esto: